Lucía y el sexo

                                             lucía y el sexo

Lucía y el sexo de Julio Medem, es un drama romántico que juega en exceso con el erotismo. Dirigida con un ritmo tranquilo y majestuoso, y al estilo particular y único del director, es algo confusa y enrevesada, aunque al final queda todo bastante definido, siendo por tanto singular y distinta en sus historias entrelazadas. Realizada de modo provocador e hipnótico en sus múltiples escenas eróticas, casi sexuales, tiene un resultado fantástico y maravilloso.

La fotografía, es espléndida y hermosa, además de sensacional y muy lumínica, por tener imágenes evocadoras y cautivadoras no solo por su belleza, sino por ser magníficas y profundas. La música, es intrigante e inquietante en los momentos oportunos, con melodías atractivas y encantadoras en el resto del film, que son confortantes y enigmáticas e inspiran gracias a la estupenda labor de Alberto Iglesias. Con un soberbio trabajo de movimientos de cámara y planos con gran uso del detalle, seguimiento, rotación, steadycam, nadir, cenital, subjetivo, primera persona y primeros planos en una excelente labor técnica.

Las actuaciones, son convincentes y naturales. Con Paz Vega encantadora y sincera, Tristán Ulloa creíble y correcto, Najwa Nimri cautivadora y sensible y Elena Anaya sensual y provocadora. Siendo cumplidores los acompañamientos de Javier Cámara y Daniel Freire entre otros. Empleando para estos, unos vestuarios y caracterizaciones naturales y apropiados, que son alusivos a cada uno de los distintos personajes. Y destacando también, un montaje abstracto e indefinido, que es ideológico y creativo, muy al estilo del cineasta Vasco.

El guion, escrito por el mismo director, es oscuro y lioso, además de absorbente y complicado de comprender por estar argumentado de manera insólita y rebuscada, pero desde luego bien llevado a cabo de forma absorbente e incitadora por sus múltiples escenas eróticas, además de sus historias entrelazadas que quedan más o menos atadas al final. Utilizando una narrativa enigmática y misteriosa, que intriga con curiosidad y profundidad al público, el cual, no es totalmente consciente de la historia hasta que no termina la película.

Concluyendo, la considero una obra indispensable y esencial en la filmografía del director, por ser insólita y profunda, además de tener varias historias entrelazadas. Y que gusta al público por su naturalidad y provocación a la hora de mostrar desnudos en todos los sentidos a sus personajes. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos y narrativa que convierten a Lucía y el sexo, en un film imprescindible para los seguidores del director, y para los que busquen cintas oscuras y profundas.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (2 votes cast)
Lucía y el sexo, 8.0 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *