Luz de domingo (2007)

                                                 luz de domingo

Luz de domingo (2007) de José Luis Garci es un drama basado en la España de principio del siglo XX en el que dos bandos enfrentados en un pueblo chocan entre sí, teniendo en medio una joven pareja que no quiere ser manipulados por el cacique local. Dirigida con un ritmo pausado y con el estilo acostumbrado y personal del director, es una obra más incitadora de lo normal en Garci y muestra una trama que se va cociendo poco a poco con el público observando como la historia lo turba a medida que avanza el film, cautivando con ello no solo a los seguidores del director que esperan tramas sentimentales, sino también a los amantes de los dramas profundos basados en buenas novelas, concluyendo un notable film que deja buenas sensaciones tras su visionado.

La fotografía es bella y luminosa en una alusiva labor que es rica en matices inspiradores que logran imágenes espléndidas para transportarte con encanto al momento y lugar en cuestión. La música es evocadora de la época y muestra canciones de fiestas con bandas y otras melodías agraciadas y deleitosas, utilizando en ocasiones sonidos inquietantes y turbadores para descolocar al público. Los planos y movimientos de cámara consuman una labor técnica personal y propia del director mediante el uso del seguimiento, generales, reconocimiento, panorámicos, plano-contraplanos y grúas estéticamente sobrios y bien cuidados.

Las actuaciones son competentes y cumplidoras. Como protagonistas Álex González está adecuado en su labor, Paula Echevarría está sentida y sincera en su tarea, Alfredo Landa está brillante y convincente como es habitual en él y Carlos Larrañaga magnífico en un persuasivo papel de hombre con pocos escrúpulos, siendo creíbles los acompañamientos de Sergio Peris-Mencheta, Toni Acosta, Fernando Guillén Cuervo, Kiti Mánver, Enrique Villén, Manuel Galiana e Iker Lastra. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos de la época que son en su mayoría elegantes y bien cuidados de las gentes del pueblo en una espléndida labor que junto con los oportunos decorados te transportan in situ.

El guion, escrito por el director junto con Horacio Valcárcel y basado en la novela de Ramón Pérez de Ayala, va de menos a más y del amor a la maldad para entretener y apasionar al espectador amante de los melodramas, ya que deja buenas vibraciones tras su visionado, finalizando otro film necesario del director para aquellos que quieran descubrir su mejor filmografía. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off afable y explicativa al principio con lenguaje antiguo y clásico, siendo el resto educado por un lado e insidioso por otro para marcar claramente la personalidad de cada personaje.

En definitiva, la considero una obra necesario dentro de la filmografía del director por absorber al público amante de los buenos dramas que dejan un sabor agridulce tras su visionado por lo que ofrece, sin olvidar que contiene todos los detalles técnicos y fílmicos habituales del director. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, vestuarios, caracterizaciones, decorados y narrativa que hacen de Luz de domingo, un film personal del director que no defraudará a nadie tras su visionado.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Luz de domingo (2007), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *