Marty (1955)

marty

Marty (1955) de Delbert Mann, es un drama romántico basado en un hombre de 34 años soltero que vive con su madre, y que no es capaz de encontrar una mujer con la que casarse. Dirigida con un ritmo tranquilo y reposado, y con un estilo personal y propio, es una historia sencilla pero llena de emotividad y verosimilitud. Lo que hace de ella, un gran film maravilloso y excelente con 4 oscars entre ellos el de mejor película, que avalan su calidad cinematográfica. Realizada de manera encantadora y sentimental, tiene un resultado magnífico y sincero que gusta ver.

La fotografía en blanco y negro, es espléndida y bien cuidada en detalles, con imágenes confortantes y estéticamente hermosas, siendo en definitiva idónea y encantadora para la trama. La música, es melódica y estimulante con las canciones de fiesta de la época, y usa en los momentos necesarios los sonidos emotivos y sentimentales en un perfecto acompañamiento musical. Y los planos y movimientos de cámara, son sobrios y formales en el uso del avanti, retroceso, primeros y primerísimos planos, generales, reconocimiento y subjetivos.

Las actuaciones, son naturales y convincentes. Con Ernest Borgnine en un sincero y estupendo papel, Betsy Blair sentida e ingenua, y correctos acompañamientos de Esther Minciotti, Joe Mantell, Karen Steele y Jerry Paris. Para los cuales emplea, unos vestuarios elegantes y distinguidos, además de formales en una apropiada dirección artística que luce por su naturalidad, al igual que los oportunos y sencillos decorados.

El guion, es cercano y conmovedor en su realismo al plasmar al típico soltero de la época, y lo hace de modo verosímil y agradable, con un argumento admirable y realista que gusta por su sencillez y por ser un trabajo que cala con sinceridad al público buscador de dramas simples y bien elaborados. Y que además, es llevado a cabo con una narrativa clásica y educada, al ser impoluta en su amabilidad.

En definitiva, la considero una obra indispensable e inmortal no solo por sus 4 oscars, sino por ser magníficamente sencilla, y por estar llevada con cabeza y corazón en un impecable trabajo por desgracia no muy conocido. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música y narrativa que vuelven a Marty, en un film que encantará a los buscadores de dramas reales y simples, llevados a la gran pantalla con maestría y brillo.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Marty (1955), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *