Moonraker (1979)

                                                     moonraker

Moonraker (1979) de Lewis Gilbert es un film de acción, aventuras y ciencia ficción basado en el famoso espía inglés del MI6 James Bond, que en esta ocasión investiga la desaparición de la nave espacial Moonraker y esta le lleva a su constructor. Dirigida con un ritmo paulatino que es más vigoroso en la acción, es una obra con detalles atractivos y característicos de la saga que gustará a sus incondicionales pero que no llega a apasionar en ningún momento al público en general, ya que aunque tiene sus detalles habituales no llega en ningún momento a mantener absorto al público, logrando tallar un decente film que no defrauda pero que tampoco es indispensable.

La fotografía es lumínica y alusiva según el lugar visitado en una labor bien cuidada en detalles portentosos e incluso impactantes aunque en ocasiones se excede en lo fantasioso como en alguna escena casi al final. La música es melódica y agradable en sus bellas melodías clásicas de John Barry e inquietante e intensa en sus sonidos turbadores cuando la acción entra en escena para estimular al público en un notable acompañamiento musical. Los planos y movimientos de cámara consuman una estupenda labor técnica a través del uso de los primeros planos, aéreos, panorámicos, cámara en mano, plano-contraplanos, avanti, retroceso, subjetivos, rotación, circulares y cámara acelerada que exprimen lo mejor de la acción y las interpretaciones. Cabe destacar también, los efectos visuales y de sonido competentes aunque no acertados en todas las escenas.

Las actuaciones son convincentes y cumplidoras. Como protagonista Roger Moore está remarcable en su línea habitual, siendo apropiados los acompañamientos de Lois Chiles, Michael Lonsdale, Richard Kiel, Corinne Cléry, Bernard Lee y Lois Maxwell entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones elegantes e impolutos y alusivos en el resto según su profesión en una llamativa labor que junto con los ostentosos o futuristas decorados te transportan a cada lugar.

El guion, escrito por Christopher Wood y basado en el personaje de Ian Fleming, va de menos a más y crea una atmósfera atractiva por momentos que mantiene al público atento a la trama aunque en ocasiones es excesivamente efectista y está muy recargada, no siendo por tanto todo el rato eficaz ya que en ocasiones peca de exceso de humor que no le va muy bien a la saga, finalizando un buen film que es vistoso en líneas generales pero no remarcable para el público en general. Esto se lleva a cabo con una narrativa clásica y educada que es insinuante por un lado e insidiosa por otro en una correcta tarea que junto con los diálogos sarcásticos y perspicaces típicos del protagonista llaman la atención del espectador. Cabe señalar también, el montaje lineal y seguido que se toma su tiempo en ir exponiendo la trama.

En definitiva, la considero una obra decente y cumplidora dentro de la filmografía que tiene en su interior varios detalles atractivos y todos los componentes habituales de James Bond y que sin embargo no brilla lo que podría y en ocasiones además usa en exceso el humor y da la sensación de no ser tomada muy en serio. Recomendable por su dirección, fotografía, música, montaje, efectos, movimientos de cámara, vestuarios, decorados y diálogos que convierten a Moonraker, en un film aconsejable de ver para los incondicionales de Bond pero no para el resto del público en general.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 6 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
Moonraker (1979), 6.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *