Mulholland Drive (2001)

mulholland drive

Mulholland Drive (2001) de David Lynch es un thriller psicológico romántico y surrealista de cine independiente norteamericano, considerado justamente por muchos como una película de culto. Dirigida con un ritmo pausado y con el estilo onírico característico del director al crear una atmósfera misteriosa, es una obra que narra varias historias como si de un puzle se tratase, y aunque no tiene una convincente explicación más allá de la mente del director, es sin embargo una película atrayente para los incondicionales de Lynch. Realizada de manera sorprendente tiene un resultado eclipsante que cautiva al descubrirlo.

La fotografía mezcla hábilmente lo oscuro con lo lumínico en un llamativo trabajo evocador que desconcierta al público por sus constantes misterios que están bien cuidados en detalles. La música es hipnótica y turba al espectador con unos sonidos profundos que añaden intriga y emoción a un reconocible trabajo de Angelo Badalamenti. Los planos y movimientos de cámara cumple con un notable trabajo técnico mediante el uso de la cámara en mano, primeros planos, primerísimos, reconocimiento, subjetivos, tercera persona, aéreos, avanti y retroceso.

Las actuaciones son convincentes y creíbles. Cuenta con las destacables interpretaciones de Naomi Watts, Laura Elena Harring, Justin Theroux, Ann Miller, Robert Forster y Brent Briscoe entre otros, cumpliendo con unos papeles en los que no se descubre que tienen de real y que no. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios que varían según el personaje entre estiloso, elegante e informal en una estupenda labor que, junto con los oportunos decorados te transportan in situ.

El guion, escrito por el director, es magnético aunque sea de difícil comprensión, ya que en su interior encontrarás una historia penetrante repleta de enigmas que inquietan al público en una inusitada pero reconocible labor de Lynch, dejando tras de sí la sensación de haber despertado de un sueño en una extraordinaria tarea abierta a múltiples interpretaciones como bien le gusta al singular cineasta norteamericano. Esto se lleva a cabo con una narrativa intrigante que insinúa en todo momento ocultaciones en una labor muy expresiva. Cabe destacar también, un montaje creativo y abstracto que es como un rompecabezas sin solución fija más allá de la mente de un director que no deja de sorprender con sus misteriosos trabajos.

Concluyendo, la considero una obra esencial e imperecedera de David Lynch, al mezclar con mucho acierto el thriller, drama, romance y surrealismo en una cinta atrayente que no pasa desapercibida y que cautivará a los incondicionales del director, que verán en ella los ingredientes habituales que sitúan a Lynch como uno de los cineastas independientes contemporáneos más singulares e influyentes. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, vestuarios y narrativa que hacen de Mulholland Drive, un film soberbio pero de imposible comprensión lógica, para los que esperen interpretar a este director de obras tan oníricas.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Mulholland Drive (2001), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *