Ninotchka (1939)

                                          ninotchka

Ninotchka (1939) de Ernst Lubitsch es una comedia romántica sobre unos rusos que son enviados a Paris para vender unas joyas y cuando dicha venta se complica, aparece la camarada Ninotchka para solventar la situación. Dirigida con un ritmo activo y con el estilo cómico y sofisticado del director, es una obra divertida que es construida de modo magistral en un humor ingenioso, siendo en definitiva una cinta necesaria en el séptimo arte que guarda en su interior detalles inolvidables. Realizada de manera inteligente tiene un resultado fantástico que gustará a los amantes de los mejores clásicos del género.

La fotografía en blanco y negro es hermosa y hace gran uso de los claroscuros en una excelente labor en la que resalta lo decorativo, con un resultado encantador para el público. La música es melódica gracias a unos sonidos sensacionales que estimulan y deleitan con atractivo en un sutil acompañamiento del film. Los planos y movimientos de cámara consuman un excelente trabajo técnico a través del uso del seguimiento, avanti, detalles, reconocimiento y generales elegantes y bien trabajados que cautivan al público.

Las actuaciones son relucientes y remarcables. Como protagonistas Greta Garbo está encantadora lejos de su papel frío más habitual y Melvyn Douglas está seductor en una tarea señalada, siendo simpáticos los acompañamientos de Sig Ruman, Felix Bressart y Alexander Granach y oportunas las interpretaciones de Bela Lugosi e Ina Claire. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones formales, en una distinguida y alusiva dirección artística según el personaje o el momento del film que, junto con los oportunos decorados, te transportan in situ.

El guion, escrito por Billy Wilder, Charles Brackett y Walter Reisch y basado en la historia de Melchior Lengyel, es jocoso al tener una historia simpática y agradable de ver que consuma un trabajo excelente que calará en los más exigentes cinéfilos y por supuesto en el público en general. Esto se lleva a cabo con una narrativa clásica y sugerente con la forma de hablar directa de los rusos, siendo el resto bastante expresivo en una divertida mezcla lingüística que contiene unos diálogos sutiles y ocurrentes que gustan por su perspicacia.

Para finalizar, la considero una obra inolvidable y esencial en la comedia romántica del séptimo arte, por ser divertida en una historia pasional y de unión entre el socialismo ruso y el capitalismo europeo previo a la segunda guerra mundial, que contiene algunas escenas míticas del cine como las carcajadas de Greta Garbo. Muy recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, vestuarios, narrativa y diálogos que vuelven a Ninotchka, un film encantador no solo para los cinéfilos clásicos, sino para el público en general.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 9 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (2 votes cast)
Ninotchka (1939), 8.5 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *