Objetivo: Londres (2016)

                                       objetivo londres

Objetivo: Londres, de Babak Najafi, es un thriller de acción que toma como base el terrorismo al mostrar de qué modo en el funeral del primer ministro británico, son atacados los principales líderes políticos por una desconocida organización terrorista. Con esta sensacionalista historia, el film entretiene a ratos aunque empalaga en su continua acción y trama demasiado efectista que es amena para el público más comercial, pero no para el más exigente que busque cintas más trabajadas. Por lo que dicha obra, carece prácticamente de todo a excepción de explosiones, disparos y la continua tarea de proteger que tiene el guardaespaldas del presidente de EEUU a este, en un día en el que sin duda se gana el sueldo.

En cuanto a la parte técnica, es de lo poco que se puede rescatar de la película. La fotografía es impactante por las continuas escenas de acción y está bien cuidada en detalles evocadores de cada lugar. La música es estimulante en sus ritmos alentadores que arrollan dando emotividad o inquietud a la historia según es requerido, aunque en ocasiones puede llegar a cansar. Los planos y movimientos de cámara, logran una dinámica tarea a través de los circulares, rotación, aéreos, seguimiento, subjetivos y grúas en continuo movimiento que dan velocidad al film.  Y merece la pena también señalar, los efectos visuales y de sonidos sorprendentes en las explosiones y la violencia que es de lo más decente de la cinta.

Aunque no quede más remedio que citar el guion, indicar que está escrito por Katrin Benedikt, Christian Gudegast y Creighton Rothenberger. En primer lugar comentar, que arranca demasiado pronto en lo interesante de la trama sin crear antes una atmósfera más preparada e inquietante que enganche al espectador, y en segundo lugar que se construye una historia poco creíble que tan solo puede llegar a gustar por su energía al público más joven y buscador de acción sin demasiada profundidad en la trama. Para esto, se utiliza una narrativa expresiva y también efusiva que añade algo de intriga al film. Destaca también, (y es de agradecer), que el montaje seguido y acompasado es de corta duración, con lo que pasa su visionado en un santiamén.

Las interpretaciones, con caras conocidas de este tipo de cine, son aceptables y contundentes. Como protagonistas Gerard Butler está decisivo en un duro papel, Morgam Freeman trabaja con autenticidad como es normal en él y son decentes los acompañamientos de Jackie Earle Haley, Angela Bassett y Aaron Eckhart entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios evocadores de cada personaje según su oficio ya sea político, guardaespaldas, policías y militares, cumpliendo con una correcta labor que junto con los decorados y exteriores te transporta in situ.

Con todo lo mencionado, considero Objetivo: Londres, un obra puramente comercial y no atractiva ni original, que construye una historia basada en la acción y en la venganza que resulta además bastante predecible y poco creíble. Por lo que, no es recomendable a no ser que te guste la acción aún sabiendo que la trama está poco trabajada y es bastante flojita, ya que en cuanto al cinéfilo más exigente, saldrá decepcionado con lo poco y malo que se le ofrece en este prescindible film.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 4 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/10 (1 vote cast)
Objetivo: Londres (2016), 4.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *