¡Olvídate de mí!

olvídate de mí

¡Olvídate de mí! de Michel Gondry, es una comedia dramática romántica de cine independiente estadounidense. Dirigida con un ritmo enérgico y dinámico, es embrollada y algo liosa por tener una historia peculiar y distinta, que gusta ver por su acertada originalidad. Realizada de modo magistral e innovador, tiene un resultado perspicaz y arrollador, que consigue poner de acuerdo no solo al público en general, sino también a la crítica más variada.

La fotografía, es lúgubre y oscura en la mayoría del film, con colores tenues y apagados, y usando más la noche que el día, con algunas imágenes desconcertantes e hipnóticas que mantiene la atención del espectador de manera notable. Y la música, es bella y hermosa, muy sutil en su hábil acompañamiento por tener sonidos curiosos y agradables que son variados, además de intensos y penetrantes en los momentos oportunos. Con un montaje abstracto y personal, que sorprende por ser creativo y distinto a lo más conocido de las historias de amor.

Las actuaciones, son creíbles y cumplidoras. Con Jim Carrey en una acertada labor dramática, con algún toque de humor pero lejos de su papel más carismático, Kate Winslet susceptible y remarcable en su tarea, y adecuadas interpretaciones de Elijah Wood, Mark Ruffalo, Kirsten Dunst y Tom Wilkinson. Resaltando los movimientos de cámara y planos detalle, subjetivos, cámara en mano y tercera persona dinámicos y estéticamente admirables en un inteligente trabajo técnico. Y con unos cumplidores efectos visuales admirables y eficientes, que sorprenden por ser creíbles y por estar bien usados en los momentos pertinentes.

El guion, es algo intrincado y embrollado para comprender si no estás atento, pero desde luego es absorbente y apasionante, por estar argumentado con intriga, y por ser inspirador y profundo aunque mantiene algunos toques desilusionados por parte del protagonista principal. Empleando para llevarlo a cabo, una narrativa con voz en off, que es misteriosa y enigmática, además de pesimista y desmoralizada, pero manteniendo al espectador atento a cualquier tipo de desenlace.

Concluyendo, la considero una obra esencial en el drama romántico, por ser maravillosa y espléndida, y por tener toques emotivos y sinceros que cumplen notablemente con su cometido. Recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, montaje, efectos y narrativa que convierten a ¡Olvídate de mí!, en una digna obra del cine independiente, que merece la pena ser vista por el público en general, y en especial por los buscadores de dramas románticos originales y distintos.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (2 votes cast)
¡Olvídate de mí!, 8.0 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *