Oz, un mundo de fantasía


Oz, un mundo de fantasía

Si la idea de Sam Raimi con Oz, un mundo de fantasía era llenar nuestra mente de colorido y sensaciones sonoras iba bien encaminado, pero si por el contrario su idea era entretenernos con el guión no ha podido ir más lejos de la realidad.

Las actuaciones, mejor no mencionarlas, y en especial la de James Franco que llega a ser lamentable y con falta de carisma, que junto con un argumento estéril y en ocasiones aburrido, llega a convertirse en una cinta larga y ridícula. También trabajan las actrices Mila Kunis y Rachel Weisz.

Como notas positivas, eso sí, es un regalo para la vista y el oído, tanto las buenas imágenes hechas por ordenador como los efectos de sonidos que son hipnotizantes, y que no dejaran de sorprenderles y agradarles, al igual, que los vestuarios que evocan la fantasía en todo momento.

Por lo que, aparte de alguna risa, poco más se le puede sacar a Oz, un mundo de fantasía que merezca la pena. No lo considero lo suficientemente decente para que merezca la pena verlo, mejor escojan otra cosa… prácticamente cualquiera, y tendrán más posibilidades de acertar.

 PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 4 SOBRE 10

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.7/10 (3 votes cast)
Oz, un mundo de fantasía, 4.7 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *