Panorama para matar (1985)

                                                   panorama para matar

Panorama para matar (1985) de John Glen es un film de aventuras y acción basado en el famoso espía ficticio del MI6 James Bond, que en esta ocasión es enviado para estudiar al sospechoso industrial Zorin que es también parte de la KGB soviética. Dirigida con un ritmo paulatino en la trama y más rápido en la acción, es una obra llamativa dentro de la filmografía y las cintas de Roger Moore que gusta ver y tiene varios detalles que van mejorando a medida que avanza la trama para apasionar a los incondicionales de 007, concluyendo un arrollador film que luce con dignidad lo que se espera de la aclamada saga y que es recordada con agrado tras su visionado.

La fotografía es lumínica e idónea en evocadores imágenes repletas de detalles estéticamente apropiados según el momento de la acción, logrando una labor portentosa que en ocasiones es violenta y desconcertante. La música es intrigante en sus melodías conocidas de John Barry para estimular al público gracias a sus sonidos inquietantes y turbadores por un lado y confortantes por otro en un sutil y apropiado acompañamiento musical. Los planos y movimientos de cámara consuman una dinámica labor técnica a través del uso del avanti, retroceso, aéreos, generales, primeros planos, cámara en mano, steadycam, panorámicos, reconocimiento, rotación, grúas, circulares, detalles y subjetivos que se centran tanto en sacar lo mejor de las interpretaciones como de la acción. Cabe destacar también, los efectos visuales y de sonido competentes y acertados que enardecen las explosiones y la violencia.

Las actuaciones son remarcables y acertadas. Como protagonistas Roger Moore está genuino y carismático en su línea habitual y Christopher Walken está persuasivo y contundente en su labor, siendo señalados los acompañamientos de Tanya Roberts, Grace Jones, Patrick Macnee, Patrick Bauchau y Lois Maxwell. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones elegantes y distinguidos no solo en el personaje principal sino en el resto también en una lúcida labor que junto con los ostentosos decorados y exteriores te transportan in situ a cada lugar.

El guion, escrito por Richard Maibaum y Michael Wilson y basado en el personaje de Ian Fleming, va de menos a más y crea una atmósfera digna de la saga al tener todos los componentes necesarios y un James Bond carismático y en buena forma para tallar un film remarcable dentro de la filmografía de 007, finalizando una cinta que queda eficazmente en la retina del espectador y deja algunas escenas llamativas para el recuerdo. Esto se lleva a cabo con una narrativa expresiva e impoluta que con tono insinuante y cordial y unos diálogos sarcásticos e ingeniosos dejan clara la actitud de los personajes, en especial la de nuestro protagonista James Bond. Cabe señalar también, el montaje lineal y seguido que no se toma prisas en ir exponiendo la trama.

Concluyendo, la considero una obra inolvidable e insustituible dentro de la saga que acapara la atención no solo de los incondicionales de 007, sino del público en general por ser arrolladora e irresistible en algunas escenas que dejan grata sensación en el público en general, entreteniendo y apasionando a partes iguales. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios, decorados, narrativa y diálogos que hacen de Panorama para matar, un film notable y vistoso para quedar en el recuerdo de todo aquel que se proponga visionarlo.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Panorama para matar (1985), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *