Plácido (1961)

plácido

Plácido (1961) de Luis García Berlanga es una comedia basada en la sátira de las diferentes clases sociales. Dirigida con un ritmo dinámico y con el estilo afilado del humor característico del director, es una obra que se ve en un santiamén y no solo por su duración, sino también por ser magistral en el más puro humor ácido del conocido cineasta, completando una de sus mejores obras que quedo para la posteridad como una de las obras españolas más queridas y respetadas. Realizada de manera inteligente tiene un resultado excepcional que no pasa de moda y cautiva a toda clase de públicos.

La fotografía en blanco y negro está llena de detalles simpáticos, cumpliendo con una labor espléndida y sugestiva por sus imágenes bien cuidadas en detalles tanto en exteriores como en interiores. La música es jocosa y es usada al principio y al final del film, dando su toque burlón con sonidos melódicos que atraen y acompañan notablemente el film. Los planos y movimientos de cámara consuman un dinámico trabajo técnico a través del avanti, retroceso, seguimiento y generales muy acertados para la trama.

Las actuaciones son hilarantes y genuinas. Como protagonistas José Luis López Vázquez está auténtico y carismático en su línea habitual y Cassen cumple con su característico y tragicómico papel, siendo enormes y acertados los acompañamientos de Elvira Quintillá, Amelia de la Torre, Julia Caba Alba, Amparo Soler Leal, Manuel Alexandre, Mari Carmen Yepes, Agustín González y Luis Ciges. Para los cuales emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones que mezclan lo elegante y estiloso por un lado con lo humilde y carente por otro, marcando claramente las diferentes clases sociales en cada uno de los personajes.

El guion, escrito por el director junto con Rafael Azcona, José Luis Colina y José Luis Font, es divertido en sus disparates desde que empieza hasta que acaba, ya que su argumento es punzante y afilado al más puro estilo Berlanga, realizando una gran crítica a todos los miembros de las distintas clases sociales sin dejar títere con cabeza, sea cual sea su condición económica. Esto se lleva a cabo con una narrativa activa y desternillante con unos diálogos en su interior llenos de crítica e ironía, dando gran toque de humor a la cinta.

En conclusión, la considero una obra imperecedera e insustituible en el más puro cine español del singular, irónico e inigualable Luis García Berlanga. El cual, realiza una película divertida y cautivadora de principio a fin que no dejará a nadie indiferente por la cantidad de humor que lleva impresa en su interior. Muy recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y diálogos que convierten a Plácido, en un film necesario y universal en el género de la comedia más ácida y típica de la filmografía española.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 9 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.5/10 (2 votes cast)
Plácido (1961), 9.5 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *