Plan diabólico (1966)

                                         plan diabólico

Plan diabólico (1966) de John Frankenheimer es un thriller psicológico surrealista y drama de ciencia ficción en el que un hombre que está harto de la vida que lleva, decide operarse para ser alguien distinto y simular su muerte para cambiar su vida. Dirigida con un ritmo asfixiante y con un estilo desconcertante en su historia e imágenes, es una obra confusa y valiente para la época por varios aspectos técnicos, visuales y narrativos que sirvió como base a futuros y conocidos films por algunas escenas del mismo, concluyendo una singular pero atractiva película que ofrece algo nuevo y deja absorto al público con su incitadora historia que no gustará al público más comercial pero si a los cinéfilos seguidores del género.

La fotografía en blanco y negro es bastante incomprensible al mostrar unas imágenes tétricas y sombrías que añaden enigma y estímulo a una trama ya de por sí bastante liosa. La música es hipnótica y turbadora al ofrecer imágenes inquietantes e intensas que mantienen la intriga y el misterio con bastante profundidad gracias a la labor de Jerry Goldsmith. Los planos y movimientos de cámara consuman una informal e inesperada labor técnica a través del uso de los plano-contraplanos, ojo de pez, subjetivos, cámara en mano, avanti, primeros y primerísimos planos, seguimiento y detalles inteligentes para mantener al público en constante desconcierto.

Las actuaciones son creíbles y con oscuridad psicológica. Como protagonistas Rock Hudson está profundo en un remarcable papel y John Randolph está impecable y señalado en su labor, siendo adecuados los acompañamientos de Salome Jens, Will Geer, Jeff Corey y Richard Anderson entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones formales y elegantes en una notable labor que junto con los surrealistas decorados descolocan al espectador en las escenas oportunas.

El guion, escrito por Lewis John Carlino, es intrincado y extraño en su trama surrealista pero desde luego es atrayente en su inusitada historia que mantiene al público atento a un impredecible desenlace, turbando al público con un film abstracto que no pasa desapercibido para los que busquen este tipo de películas de difícil comprensión por su enigmática historia. Esto se lleva a cabo con una narrativa paranoica y misteriosa que con tono sombrío añade maquinación al film. Cabe destacar también, el montaje singular e innovador en lo que expone, logrando un embrollado pero creativo trabajo.

Para finalizar, la considero una obra imprescindible dentro del cine surrealista y dramas psicológicos por tener una trama original e inaudita que de forma inesperada penetran en el público y lo hipnotiza, finalizando una cinta profunda y desconcertante que dejará buen recuerdo a los seguidores del género. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, caracterizaciones, decorados y narrativa que hacen de Un plan diabólico, un film absorbente para todos aquellos que siempre piden una vuelta de tuerca más, a los films ya enrevesados de por sí.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.5/10 (2 votes cast)
Plan diabólico (1966), 7.5 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *