Ran

                                                 ran

Ran de Akira Kurosawa, es un drama basado en la tragedia de El rey Lear de William Shakespeare. Dirigida con un ritmo majestuoso y apropiado para la historia, realiza una obra personal y propia, maravillosa y portentosa, en el cual, resalta una gran puesta en escena en las batallas, y la define, con un resultado implacable y provocador.

La fotografía, es sensacional y vistosa, siendo alusiva en todo momento al lugar en cuestión, y con toques exquisitos por su luminosidad fantástica, por la que estuvo nominada al oscar. La música, es inquietante en los escenas de batalla por el uso de tambores, y en los momentos emotivos y trágicos, usa sonidos sentimentales con gran acierto, resaltando también en la carencia de acción, los ruidos de la naturaleza que tanto le gustaba al director.

Las actuaciones, son sobrias, soberbias y con carácter. Destacando por encima de todo el elenco a Tatsuya Nakadai, que es un habitual de Kurosawa, y realiza un papel con personalidad y firmeza, y a Mieko Harada realizando una interpretación fría, persuasiva y manipuladora. Usando para los personajes, unos vestuarios y caracterizaciones artísticamente bellos y llamativos, dignos ganadores del oscar por ser asombrosos y fascinantes. Y unos decorados impresionantes y sensacionales, construidos únicamente para el film, totalmente sugerentes.

El guion, escrito por el mismo director, junto con Hideo Oguni y Masato Ide, está adaptado de la tragedia El rey Lear de Shakespeare. Y es interesante, estremecedor, belicoso y amenazador, argumentando con acierto, gancho y mucha belleza visual. Empleando para ello, una narrativa académica, clásica e intachable que utilizan los personajes de forma respetuosa.

Para concluir, cabe señalar un gran trabajo de planos y movimientos de cámara sobrios y muy elaborados estéticamente. Y unos efectos visuales y de sonido, sorprendentes e impactantes, exaltando la violencia en las batallas, y la sangre en los momentos oportunos, dando cierta crudeza al film. Y de nuevo, con una asombrosa dedicación a las flechas, lanzadas por arqueros expertos, que dejan al espectador sin pestañear cuando estas hacen uso de presencia, al igual que ocurrió en la cinta Trono de sangre en la secuencia final.

En definitiva, considero Ran una obra épica, inolvidable y esencial, no solo en la filmografía del director, sino dentro del séptimo arte en general. Recomendable para los que buscan obras grandiosas adaptadas con mucho acierto, con enormes puestas en escena, interpretaciones remarcables, y unos vestuarios fantásticos que transportan al espectador.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 9 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Ran, 9.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *