Rebelión a bordo (1935)

rebelión a bordo

Rebelión a bordo (1935) de Frank Lloyd, es una cinta de aventuras basada en un motín que el primer oficial encabeza junto con la mayoría de la tripulación, debido a la interminable tiranía del capitán. Dirigida con un ritmo vigoroso y activo, es valiente e intrépida por la gran producción que es para la época, siendo sorprendente y asombrosa en una historia portentosa y fantástica. Realizada de forma arrolladora y eclipsante, tiene un resultado apasionante y entretenido que la hacen merecedora del oscar a la mejor película.

La fotografía en blanco y negro, es sugerente y atractiva, al ser sensacional y maravillosa en imágenes muy trabajadas que resultan cautivadoras por estar repleta de detalles. La música, hace un excelente acompañamiento del film con sonidos trágicos y dramáticos por un lado, e inquietantes y estimulantes por otro, alarmando y emocionando según el momento de la acción. Y los planos y movimientos de cámara, completan una soberbia labor técnica al hacer gran uso de la cámara en mano, nadir, cenitales, panorámicos, reconocimiento, primeros y primerísimos, avanti y detalles rápidos que dan dinamismo al film.

Las actuaciones, son magníficas y relucientes. Con Charles Laughton en una gran función como hombre detestable e infame, Clark Gable radiante y con personalidad propia y notables acompañamientos de Franchot Tone, Herbert Mundin, Eddie Quillan, Dudley Digges, Donald Crisp y Henry Stephenson entre muchos otros. Para los cuales emplea, unos vestuarios y caracterizaciones fascinantes y estéticamente evocadores en una impecable y bien trabajada dirección artística, para cada uno de los distintos personajes del film.

El guion, es entretenido y apasionante, al ser implacable y excelente en las aventuras y enfrentamientos en la nave, y por tener un argumento enardecedor e incitador que resulta atractivo para el público, además de agradable y sustancioso. Y que es llevado a cabo con una narrativa, que es clásica e insidiosa, además de impecable y educada en una sugestiva labor que es muy expresiva y marca claramente las personalidades de cada uno de los marineros.

En definitiva, la considero una obra imperecedera e imprescindible del séptimo arte, además de digna ganadora del oscar a la mejor película que lo avala como un gran film fantástico y emocionante en sus aventuras y desventuras. Recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que vuelven a Rebelión a bordo, en un film de visión obligada para los buscadores de grandes obras basadas en aventuras merecedoras de elogio.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Rebelión a bordo (1935), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *