Sing Street (2016)

                                              sing street

Sing Street, de John Carney, es un drama musical con tintes de comedia basado en un adolescente de 15 años que reúne a un grupo de jóvenes para formar un grupo musical, y poder componer así, canciones para la joven a la que ama, mientras que con ello huye también de los problemas de su hogar y el instituto.

Pocas veces la mezcla del género musical y dramático llega con tanta eficacia no solo al gran público, sino también al cinéfilo exigente, y si a eso le añadimos detalles estupendos de comedia, la diversión está servida. Repleta de un humor sencillo pero notable, es dinámica y vuelve nostálgicos a todos aquellos que en algún momento de su juventud quisieron tocar algún instrumento para ser partícipes de un grupo musical. Su historia, te transporta con energía a un instituto Irlandés de los años 80, donde transcurre la acción y se mezclan los matones de toda la vida con aquellos más sensibles y sentimentales que quieren crear su mundo a través de la música. Consigue el director, por tanto, que el amor y la música fluya a través de una comedia dramática que hace mella en el espectador al quedarse esta para siempre en su corazón, por el enamoramiento real y nada efectista que surge entre sus jóvenes protagonistas, y por supuesto, porque su música te hace fantasear con la idea de ser un buen compositor capaz de crear canciones que lleguen al público o a la mujer que amas.

La película consigue poner al espectador al filo del sentimiento y la nostalgia con una trama sincera y bien contada que no hace aguas en ningún sentido. Cumple estupendamente con más incluso de lo que se espera de ella al principio, y deja tras de sí, la estela de un amor verdadero e inocente que marcará el corazón de todo aquel que se aventure a descubrir el atractivo cocktail musical de amor, drama y comedia que encontrarán en su interior.

Sus interpretaciones, de caras no muy conocidas por el gran público, y aún menos la de su protagonista Ferdia Walsh-Peelo, -músico que se estrena como actor con nota-, son de lo más convincentes y destacan por su naturalidad y por el feeling que entre ellos surge, razón por la cual llegan al público con más convicción, por no limitarse a intentar captar la atención del espectador a través de falsas situaciones o miradas llenas de cinismo como ocurre en otros dramas románticos, sino que se dejan llevar por su papel y edad para aparentar ser unos jóvenes corrientes y con defectos visibles que quieren llegar a ser algo a través de la música.

En conclusión, considero Sing Street un drama con mucha intención que no pasará desapercibido para nadie, al no ser su romanticismo excesivo ni meloso y transportar con su música al espectador a los años 80, logrando con ello tallar un relato digno de ver por toda clase de públicos, tanto para los que son exigentes con el cine como para aquellos que buscan entretenimiento, amor, risas y música en estado puro. Es, por ello, una cinta apreciable que te atrapa sin esperarlo y hace que te dejes llevar por su sincero romanticismo adolescente, y por su historia que huye del sensacionalismo y cautiva con espontaneidad a todo aquel que decida visualizarla, ya que en ningún caso saldrá defraudado con lo que verá en ella.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Sing Street (2016), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *