Snatch. Cerdos y diamantes (2000)

snatch. cerdos y diamantes

Snatch. Cerdos y diamantes (2000) de Guy Ritchie es una comedia negra basada en delincuentes considerada por muchos como una película de culto. Dirigida con un ritmo desenfrenado y con un estilo singular, es una obra incitadora en su humor y violencia que cautiva al público con una trama sorprendente que brilla con luz propia. Realizada de modo arrollador tiene un resultado inesperadamente eclipsante que hacen de ella un film inolvidable.

La fotografía es sensacional al mostrarnos imágenes desconcertantes e incluso impactantes que fascinan en una labor estéticamente fantástica. La música es rítmica con sonidos estimulantes que cautivan en un excelente y variado acompañamiento. Los planos y movimientos de cámara son rápidos en la acción y asombrosos a través del uso del seguimiento, subjetivos y cámara en mano originales que sacan lo mejor de una historia provocadora.

Las actuaciones son auténticas. Brad Pitt hila un deslumbrante papel de gitano, Jason Statham está convincente con su carácter habitual, Benicio Del Toro creíble en su labor y brillantes son los acompañamientos de Dennis Farina, Vinnie Jones, Rade Serbedzija y Alan Ford entre muchos otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones variados y evocadores según el personaje en un detallado trabajo que te transporta, al igual que los notables decorados. Destaca también unos efectos visuales y de sonidos llamativos y sobrecogedores que exaltan la violencia.

El guion, escrito por el director, es original en una historia insólita y apasionante que tiene algunos momentos de humor y otros estremecedores que completan una hábil mezcla sustanciosa que incita en un implacable argumento. Se emplea para esto unos diálogos ingeniosos y sarcásticos que dejan claro y con mordacidad los pocos escrúpulos de cada uno de ellos. Cabe resaltar también el montaje presentando a los personajes y el creativo y abstracto uso del flash-back en determinados momentos para explicar al público lo sucedido.

En conclusión, la considero una obra inmortal e indispensable en la comedia negra que es considerada por muchos un film de culto por su historia, humor y múltiples personajes que la vuelven una de las cintas de visión obligada de la década para cualquier cinéfilo. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y diálogos que hacen de Snatch. Cerdos y diamantes, un film indispensable en el género para disfrutar en más de una ocasión con su visionado.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Snatch. Cerdos y diamantes (2000), 9.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *