Sospechosos habituales (1995)

sospechosos habituales

Sospechosos habituales (1995) de Bryan Singer es un thriller de intriga e investigación policial considerado por muchos una película de culto. Dirigida con un ritmo vigoroso y con un estilo enredado que tiene la intención de confundir al espectador en un entramado absorbente, es una obra merecedora de elogio que penetra en el público al ir de menos a más hasta alcanzar uno de esos finales inesperados que cautivan. Realizada de forma lúcida tiene un resultado insuperable que la convierte en una de las cintas imprescindibles de los 90.

La fotografía es estimulante por mostrar imágenes repletas de matices que son impactantes en la acción y desconcertantes en algunos momentos del film. La música es intrigante gracias a unos sonidos melódicos que incrementan el misterio y que, en ocasiones, inquietan en un oportuno acompañamiento de la trama. Los planos y movimientos de cámara rematan una trabajada labor técnica mediante el uso del avanti, retroceso, detalles, primeros, primerísimos planos y seguimiento muy pertinentes.

Las actuaciones son soberbias. En especial Kevin Spacey como protagonista que está rutilante en un oscarizado papel, siendo arrolladoras las intervenciones de Chazz Palminteri, Benicio del Toro, Gabriel Byrne, Stephen Baldwin y Pete Postlethwaite entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones informales y variados según el personaje y su papel.

El guion, escrito por Christopher McQuarrie es sorprendente. Al tener un argumento sustancioso que absorbe al espectador con una historia enigmática que va aumentando a medida que avanza el film, en un extraordinario trabajo que hacen de ella una película a tener en cuenta entre las cintas de investigación. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off explicativa y misteriosa que mantiene la atención del público en todo momento. Destaca también el montaje con flash-back esclarecedor para ponernos en situación en una tarea creativa y abstracta sobresaliente.

En conclusión, la considero una obra indeleble y esencial en los thrillers de cine negro que son considerados por muchos como cintas de culto imprescindibles de los 90, al cautivar a todos en su visionado y sorprenderlos con un inigualable final que no dejará a nadie indiferente. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, montaje, movimientos de cámara y narrativa que vuelven a Sospechosos habituales, un film de gran talla que dejará a todos boquiabiertos.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 9 SOBRE 10

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Sospechosos habituales (1995), 9.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *