Stanley Kubrick

                                            stanley kubrick

Hoy es el turno de analizar a Stanley Kubrick, uno de los mayores genios cinematográficos del siglo XX. Fotógrafo, director, guionista y productor, amante del control total y absoluto de sus películas, labor que nadie critica dada su calidad cinematográfica resultante. Nacido en Nueva York el 26 de julio de 1928, y con solo 13 películas y algún documental en su haber, está considerado ampliamente por crítica y público, como uno de los mejores directores de la historia del cine. Por ser un obsesivo de la estética visual y narrativa de sus cintas, y por su inquietud hacia el ser humano y sus debilidades, que tanto plasmó en la gran pantalla.

Desde muy joven, Stanley Kubrick tuvo gran interés por la fotografía, la música y el ajedrez, aficiones que le sirvieron ampliamente para su futura faceta de director. En alguna ocasión, cuando aún concedía entrevistas, cito como referentes cinematográficos a Max Ophüls por sus trabajos de cámara, y a Sergéi Eisenstein por sus técnicas de montaje. Tras unos años trabajando como fotógrafo para la revista Look, empezó a dedicarse a la realización de películas, comenzando con 3 documentales Day of the fight, Flying padre y The seafarers.

En 1953, Stanley Kubrick realizó su primera película Miedo y deseo, con una duración cercana al mediometraje, y que él mismo financió con 13.000 dólares, obtenidos con prestamos familiares. Con las ganancias de dicha película, que no fueron muchas, consiguió rodar su segundo largometraje, también de corta duración llamado El beso del asesino (1955), cuyo presupuesto ascendió a 44.000 dólares. Gracias al trabajo de fotografía de esta última cinta, atrajo la atención del productor James B. Harris de la NBC, con el que se asoció en una productora que dio como fruto Atraco perfecto (1956), realizada con un presupuesto de 320.000 dólares, y protagonizada por Sterling Hayden, y algún actor conocido más.

Con el éxito que obtuvo con Atraco perfecto, atrajo la mirada de Kirk Douglas, con quien Stanley Kubrick rodó su siguiente película Senderos de gloria (1957), la que supuso su primer gran éxito, y con la que obtuvo también su primera polémica por el mensaje antibelicista que portaba, y que no fue bien recibido en Francia, donde estuvo prohibida varias décadas. En el rodaje de esta película, conoció a su tercera y última esposa Christiane Susanne Harlan, que es la chica alemana que aparece al final del film, cantando para los soldados.

Ya en 1960, Kirk Douglas pensó en él para sustituir a Anthony Mann en el rodaje de Espartaco (1960), y Stanley Kubrick  aceptó, consciente de su importancia. La película ganó 4 oscar y fue un éxito comercial, lanzando a Kubrick al centro de la cinematografía mundial. Posteriormente, en 1962 realiza Lolita, adaptada de la obra de Vladimir Nabokov, con la que estuvo señalado de nuevo por la polémica, ya que tal relato suponía un escándalo para una época no acostumbrada a este tipo de historias. En dicha cinta, contó por primera vez con el polifacético Peter Sellers. Tras finalizar la película, Kubrick se estableció definitivamente en la localidad inglesa de Hertfordshire, para evitar aspectos financieros, legales y de censura en sus películas.

En este periodo, se separó profesionalmente de James B. Harris y realizó en solitario la arriesgada ¿Teléfono rojo? volamos hacia Moscú (1964). Basada en el histerismo general de la guerra fría, y el pánico a un posible holocausto nuclear, comedia de humor negro, en la que Peter Sellers repetía con el director para dar vida a 3 personajes de lo más variopintos, y estuvo nominado por ello al oscar aunque no lo ganó. En 1968, realizó la considerada por muchos como su mejor obra, 2001 una odisea en el espacio, usando una gran parábola sobre la evolución del hombre durante 4 millones de años. En la cual, llama mucho la atención los únicos 40 minutos de diálogos en una cinta de más de 140 minutos de duración, y por ser la única cinta de su filmografía en la que no utiliza narración alguna. También se encargó de los efectos especiales con la supervisión de Douglas Trumbull, ganando el único oscar personal por ellos, y también se ocupó de la música, dejando patente su gran gusto musical clásico.

Poco después, le regalaron la novela La naranja mecánica (1971) de Anthony Burguess, la cual leyó de un tirón, y decidió realizar la película contando para ello con Malcolm Mcdowell para el papel protagonista, obteniendo varias nominaciones a los oscar pero sin conseguir ninguno. En dicha cinta innovó con algunos aspectos técnicos para el rodaje. Luego, en 1975, realizó Barry Lyndon, protagonizada por Ryan O´neall, en la cual llama la atención su trabajo de fotografía en interiores con la única iluminación de las velas en las escenas nocturnas, y la luz natural usada en los exteriores. Con ella, no obtuvo buena acogida en taquilla, pero ganó 4 oscars.

Ya en la década de los 80, dirigió El resplandor (1980), interpretada por un increíble e inolvidable Jack Nicholson, en su papel de Jack Torrance. Donde Stanley Kubrick, hizo gran uso de la novedosa técnica por entonces de Steadicam, con la que pudo rodar las difíciles escenas de seguimiento a Danny en su triciclo por los pasillos del Hotel Overlook, o de Jack Nicholson por el laberinto. Siete años después, rueda La chaqueta metálica (1987), basada en la guerra de Vietnam y con dos partes bien diferenciadas, el entrenamiento y la guerra en sí. Usando para ello música de éxito del periodo narrado, y obteniendo buena crítica y taquilla.

Tras evaluar varios proyectos, entre los que destaca Inteligencia artificial (2001), que Kubrick decidió no rodar por considerar que aún no existían los medios técnicos y de efectos necesarios para realizarla. Dirige después de 12 años sin producir, Eyes wide shut (1999), interpretada por Tom Cruise, Nicole Kidman y Sidney Pollack, con la que volvió a tener polémica, y que fue recibida tímidamente por la crítica. Tan solo unos días después de acabar de montar la película, moría de un ataque al corazón Stanley Kubrick a los 70 años. Dejando tras de sí, innumerables libros, compilación, ensayos y documentales escritos sobre su persona, alabando su gran labor y aporte cinematográfico, a este gran mundo, conocido por todos como el séptimo arte.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN COMO DIRECTOR 10 SOBRE 10

VALORACIÓN MEDIA DEL CINE DE RAMÓN DE SUS PELÍCULAS 8.15

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
Stanley Kubrick, 9.7 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *