Suspense (1961)

                                          suspense

Suspense, de Jack Clayton, es un film de terror e intriga basado en una institutriz que es contratada para criar en una enorme mansión -donde ocurren extraños acontecimientos- a los sobrinos huérfanos de un hombre rico más preocupado por sus negocios que por los niños. Con esta interesante trama se construye un título clásico de terror imprescindible para los amantes del género, ya que crea fehacientemente una atmósfera atrayente repleta de desconcierto en la que poco a poco la protagonista va descubriendo e investigando misteriosas apariciones. Se crea con ello, una cinta digna de elogio en la que merece la pena destacar su parte técnica y sobre todo las interpretaciones.

Tiene el aliciente la película, de ser realizada en una época en la que los films de terror eran complicados de elaborar de manera que persistieran el paso del tiempo, y lo logra el director de modo magistral, con mucho oficio y determinación al crear inquietud y tensión para el espectador, que visualiza con expectación una película que va creando la atmósfera apropiada poco a poco hasta llegar a un final que se queda eficazmente en la retina del público. Parte de culpa de esto -por no decir casi toda- es la participación en el guion de Truman Capote, que junto con William Archibald dan forma a un argumento que está basado en la novela de Henry JamesOtra vuelta de tuerca“.

En esta brillante adaptación, merece destacar por encima de todo, las lúcidas interpretaciones de Deborah Kerr en un papel de institutriz puritana, y también la enorme actuación infantil de Martin Stephens, que en el último tercio de la cinta ofrece una auténtica demostración interpretativa para deleite del espectador. Son buenos también los acompañamientos de Peter Wyngarde, Megs Jenkins y Pamela Franklin entre otros. Todos estos son ataviados con ropas distinguidas de época que marcan claramente la clase alta a la que pertenecen los personajes, cumpliendo con una notable labor que junto con los decorados y exteriores te transportan al momento y lugar en cuestión.

En cuanto a la parte técnica, la fotografía en blanco y negro es elegante y evocadora para cumplir con una tarea estéticamente inspiradora que hace buen uso de los claroscuros. La música logra un sutil acompañamiento a través de sonidos perniciosos que estimulan al público y otros penetrantes que llenan de intriga la sustanciosa historia. Los planos y movimientos de cámara exprimen lo mejor de la trama y las interpretaciones mediante el buen uso de la cámara en mano, seguimiento, avanti, circulares, rotación y subjetivos que dan dinamismo con un estilo bastante particular y acertado para la historia que ofrece la película. Mencionar también, que en el montaje se usa el flash-back al principio para narrar a través de la mente perturbada de la institutriz los duros recuerdos de todo lo ocurrido.

En definitiva, considero Suspense de Jack Clayton, un film imprescindible dentro de su género al que no afecta nada el paso de los años y que mantiene de modo atractivo el suspense y la tensión mediante una brillante dirección, un guion trabajado, unas sublimes interpretaciones y unos logrados movimientos de cámara que hacen de esta película, un trabajo inolvidable y desde luego de lo más recomendable para todos aquellos cinéfilos clásicos que busquen cine de terror e intriga de calidad, de este tipo que no cae en el efectismo para llamar la atención en lo que ofrece, sino que se apoya tan solo en detalles técnicos estupendos y unas interpretaciones que no dejarán a nadie indiferente, en especial la de Martin Stephens.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Suspense (1961), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *