Tess (1979)

                                                tess

Tess (1979) de Roman Polanski es un drama romántico de época basado en Inglaterra en el siglo XIX en el que una joven de familia humilde pero que desciende de un ilustre clan, es enviada a casa de estos para relacionarse con sus parientes, encontrándose entonces con sentimientos encontrados de ilusión, desilusión y su posterior desesperanza. Dirigida con un ritmo tranquilo y con un estilo clásico de film de época que dista algo de los géneros más habituales del director, es una obra profunda en su exposición de personajes y sus secretos ocultos que los atormentan por ser de un momento histórico más cerrado, cautivando al público con una historia provocadora y hermosa que logra un impecable trabajo que encantará a todos los seguidores del género y del director, concluyendo con esto un maravilloso film que es de lo más soberbio y recordable.

La fotografía es lumínica y evocadora en una enorme labor que está cuidada en detalles, logrando un precioso e inspirador trabajo que hace gran uso de los claroscuros y la luz en los exteriores para transportarte eficazmente a la época. La música es emotiva y nostálgica en sus sonidos de época que añaden belleza gracias a unas dulces melodías que dan armonía al film, usando también sonidos tranquilizadores que dan confort en las escenas oportunas. Los planos y movimientos de cámara consuman un sobria y bien llevada a cabo labor técnica a través del uso del reconocimiento, generales, panorámicos, seguimiento, subjetivos, tercera persona, plano-contraplanos, avanti, retroceso y primeros planos que se centran en sacar lo mejor de las interpretaciones.

Las actuaciones son naturales y destacables del primero al último. Como protagonistas Nastassja Kinski está emocionalmente notable en una labor con profundidad psicológica, Peter Firth está íntegro y señalado en su tarea y Leigh Lawson está insensible y apático en su personaje, siendo notables los acompañamientos de John Collins, Richard Pearson, John Bett y Rosemary Matin. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos de la época y el personaje según su condición social, en una excelente tarea que junto con los decorados y los exteriores te transportan al momento y lugar en cuestión.

El guion, escrito por el director junto con Gérard Branch y John Brownstain y basado en la novela de Thomas Hardy, es hermoso y profundo en su historia basada en una joven de familia humilde y apellido noble que una vez entra en el mundo pudiente empiezan a surgir sus problemas, pasándole una serie de sucesos injustos y desafortunados que la ponen al límite de su dignidad y paciencia, finalizando con ello un bello film de época que cautivará con su sinceridad y naturalidad a todos los amantes del género. Esto se lleva a cabo con una narrativa clásica y antigua que con tono educado y algo pesimista deja clara la forma de ser de cada uno de los protagonistas, ya sea amable o insinuante en lo que busca en una intachable tarea. Cabe destacar también, el montaje lineal y seguido que se toma su tiempo para el desarrollo de sus personajes e historia.

En conclusión, la considero un drama de época imperecedero e insustituible que es de los mejores de la filmografía del director y que encandilará a los amantes de la categoría al estar construido con mucho oficio y talento, mostrando una historia dramática y unos personajes que van desarrollándose a lo largo del film según sus circunstancias, cautivando a todos en su visionado. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones, decorados y narrativa que vuelven a Tess, un film hermoso y profundo para satisfacción de los incondicionales del género.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Tess (1979), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *