Tras la pista de los asesinos (1956)

tras la pista de los asesinos

Tras la pista de los asesinos (1956) de Budd Boetticher es un western de cine independiente norteamericano y serie B basado en la venganza. Dirigida con un ritmo dinámico y con el estilo característico del western aunque con el aliciente de tener un menor presupuesto, es sin embargo, una obra con gran gancho e interés para el público amante del género al captar toda la atención con una historia sustanciosa. Realizada de manera portentosa tiene un resultado implacable que merece ser visto por todos los públicos amantes del buen western.

La fotografía en color es evocadora en un espléndido trabajo que te transporta a los hermosos paisajes en una confortante labor cuidada en detalles. La música es alusiva al principio y después muestra los particulares sonidos emotivos e intrigantes en una agraciada tarea melódica que inquieta con sonidos enardecedores en las escenas de tensión. Los planos y movimientos de cámara completan un buen trabajo técnico con el uso de planos americanos, generales, seguimiento, reconocimiento, panorámicos, avanti y primeros planos.

Las actuaciones son remarcables y señaladas. Como protagonistas Randolph Scott trabaja con carácter e integridad en una labor digna del mejor western y Lee Marvin está auténtico y convincente en su línea de tipo duro y despreciable, siendo notables los acompañamientos de Gail Russell, Walter Reed, John Larch, Fred Graham y Don ´Red´ Barry entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones sugerentes al western en una acertada tarea que junto con los pertinentes decorados te transportan in situ.

El guion, escrito por Burt Kennedy, muestra una historia apasionante que cautiva a los seguidores del género por exponer la típica trama de venganza pero llevada con emoción en una sustanciosa tarea que atrapa al público con mucho acierto y oficio, sin parecer en absoluto que es una película de serie B al tener una definición estupenda tanto técnicamente como en su entramado. Para esto emplea una narrativa clásica y representativa del género que es directa y muy expresiva en una impecable labor que gusta escuchar.

Concluyendo, la considero un auténtico clásico inmortal e indispensable en el mejor western y más aún siendo una cinta de bajo presupuesto, con lo que el mérito del film es aún mayor. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que vuelven a Tras la pista de los asesinos, un film notable en sus géneros que cautivará a todos aquellos que les gusten las historias apasionantes y muy trabajadas.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Tras la pista de los asesinos (1956), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *