Una mente maravillosa (2001)

una mente maravillosa

Una mente maravillosa (2001) de Ron Howard es un drama basado en hechos reales sobre un brillante estudiante de matemáticas. Dirigida con un ritmo activo y con el estilo personal y propio del director que es atrayente por su sentimentalismo, es una obra lúcida que muestra parte de la vida de un personaje real, con sus logros y excentricidades que acaparan la atención del público y culmina con ello una obra tan absorbente como entrañable para toda clase de públicos, que además obtuvo 4 oscars entre ellos el de mejor película, dando veracidad académica a su calidad cinematográfica. Realizada de manera inteligente tiene un resultado emotivo que gusta ver.

La fotografía es lumínica y evocadora a las distintas épocas narradas, concluyendo un excelente trabajo repleto de matices que añaden misterio y estimulan en su visionado. La música es encantadora en las escenas clave para hipnotizar al público con profundidad, ya que sus sonidos majestuosos dan sensación de magia dentro de sus armonías. Los planos y movimientos de cámara concluyen un notable trabajo técnico a través del uso de los subjetivos, steadycam, seguimiento, detalles, avanti, rotación, reconocimiento, retroceso, primeros planos y cámara en mano.

Las actuaciones son fulgentes y señaladas. Como protagonistas Russell Crowe está remarcable en un enorme papel, Jennifer Connelly está radiante en una tarea emocional por la que ganó el oscar y Ed Harris trabaja con carácter y firmeza, siendo competentes los acompañamientos de Paul Bettany, Adam Goldberg, Christopher Plummer y Josh Lucas entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones alusivos a cada época y personaje, según su profesión y forma de ser, al igual que los decorados que te transportan in situ.

El guion, escrito por Akiva Goldsman, está basado en hechos reales y lleva a la gran pantalla la vida de un personaje peculiar y de inteligencia magnífica, mostrando tanto sus defectos como la brillantez de sus trabajos, penetrando con ello en el público que llega a sentir lástima por una persona que, aún siendo un genio, estaba bastante alejado de la realidad. Esto se lleva a cabo con una narrativa intrigante por un lado y misteriosa por otro, que con tono académico y científico atrae al público con inteligencia al exhibir la búsqueda de soluciones a problemas que en teoría no la tienen. Cabe destacar también, el montaje lineal con saltos temporales que luce los momentos claves de la vida del protagonista, sacando lo mejor de la historia con algo más de 2 horas de metraje.

Para finalizar, la considero una obra esencial e imperecedera tanto en la filmografía del director como en el séptimo arte, con 4 oscars entre ellos el de mejor película que dejan clara su calidad, además, sabe llegar con sinceridad al corazón del espectador al mostrar una obra real y entrañable que conmueve a todos los públicos. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que vuelven a Una mente maravillosa, un film de visión obligada para todos los amantes de los dramas basados en hechos reales, ya que sin duda, cautivará con emotividad a todo aquel que se aventure a descubrirla.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Una mente maravillosa (2001), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *