Vértigo (De entre los muertos) (1958)

vertigo (de entre los muertos)

Vértigo (De entre los muertos) (1958) de Alfred Hitchcock es un drama psicológico de intriga, considerado por muchos como una película de culto. Dirigida con un ritmo tranquilo y con el habitual estilo repleto de suspense del director, es una de las mejores y más destacables cintas del director, que dirige de forma audaz y arrojada un film singular que absorbe no solo a los incondicionales del cineasta inglés, sino a todo el público en general. Realizada de modo inteligente e innovador para la época tiene un resultado excelente que es de visión obligada para todos los públicos.

La fotografía es magnífica y cuidada en detalles, impactando con ella al público por sus colores llamativos y por ser estéticamente inmejorable. La música es increíble e inquietante, gracias al habitual músico de las cintas del director Bernard Herrmann, que usa sonidos hipnotizadores y turbadores que atrapan y penetran en el público, acompañando la acción de modo sobresaliente en las escenas en que es requerido. Los planos y movimientos de cámara completan una estudiada tarea a través del uso del travelling, seguimiento, panorámicos, reconocimiento, primeros planos y detalles astutos que agitan la tranquilidad del público.

Las actuaciones lustrosas y dignas de elogio. Como protagonistas James Stewart realiza un inolvidable papel con personalidad y soberbia definición y Kim Novak está efectiva en una tarea con oscuridad psicológica y misterio, siendo destacables las interpretaciones de Barbara Bel GeddesTom Helmore entre otros. Usando diálogos agiles y perspicaces que calan en el público. Emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones elegantes y distinguidos además de insinuantes en todo momento a los gustos del director, para transformar a las mujeres bellas y rubias a su antojo.

El guion, escrito por Alec Coppel y Samuel Taylor y basado en la novela de Pierre Boileau y Thomas Narcejac, es inusitado y está argumentado de modo alarmante para el espectador desde que empieza, gracias al toque de suspense que siempre da Hitchcock a sus cintas y que en esta ocasión no iba a ser menos, alcanzando un final que deja al público atónico y coloca a este obra como una de las mejores del director. Esto se lleva a cabo con una narrativa clásica que da toques enigmáticos para atrapar la atención del público. Cabe destacar también unos efectos visuales verosímiles y admirables para la época, que son efectivos y dejarán al espectador sin palabras.

En definitiva, la considero una obra indeleble e indispensable no solo en la filmografía del director, sino en el séptimo arte en general, por ser insólita y retorcida, pero totalmente cautivadora y excepcional para los amantes del buen cine clásico y en especial para los incondicionales del director. Muy recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que hacen de Vértigo (de entre los muertos), un film algo pernicioso pero desde luego magistral y una de las mejores cintas de Alfred Hitchcock.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 10 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (2 votes cast)
Vértigo (De entre los muertos) (1958), 8.5 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *