Alfred Hitchcock

                                           alfred hitchcock

Poco se puede añadir ya de Alfred Hitchcock, que no se haya dicho o que la gente no sepa. Como por ejemplo los cameos que realizaba en sus películas, su amor-odio por las mujeres rubias, su obsesión y manipulación sobre Ingrid Bergman, Grace Kelly y Tippi Hedren, sus bromas pesadas en los rodajes de películas, y que increíblemente, con todo el éxito que tuvieron sus cintas, él nunca recibió un oscar, tan solo el honorífico.

No es una casualidad, que Alfred Hitchcock sea considerado por muchos, como el mejor director de todo los tiempos. Gracias, no solo a sus extraordinarios guiones que enganchan al público y lo mantienen en suspense, sino a un técnica cinematográfica impresionante y bien definida, se puede decir que tenía las ideas muy claras de lo que quería, y como lo quería. Y para ello manejaba una serie de técnicas con las que conseguía diferenciarse del resto.

La música es una de ellas, para ello delegaba en muchos de sus films más conocidos en Bernard Herrmann, el cual sabía que era capaz de desarrollar la música que él buscaba para mantener la tensión y el suspense en el espectador. Herrmann, se encargó de la música en cintas tan conocidas y respetadas como Marnie la ladrona (1964), Psicosis (1960), Los pájaros (1963), Con la muerte en los talones (1959), Vértigo (1958), El hombre que sabía demasiado (1956)… entre otras.

Otras técnicas muy utilizadas por Alfred Hitchcock en los momentos de acción de sus cintas son el travelling. Que son movimientos de cámara en horizontal o vertical como utiliza por ejemplo en Con la muerte en los talones cuando la avioneta persigue a Cary Grant. Y el plano secuencia, para dar realismo y naturalidad a la acción, y también, para no dejar que el espectador se relaje. Esta técnica consiste en grabar sin cortes hasta que terminaba la bovina, técnica muy difícil de realizar y que consiguió con gran éxito en su película La soga (1948). Con dicha técnica consiguió rodar la cinta entera en solo 11 tomas.

Meticuloso y obsesivo por los detalles, gustaba sacar el máximo rendimiento a sus actores utilizando situaciones extremas para llevarlos al límite. Un buen ejemplo que se comenta que uso, fue poner el cadáver de la madre de Norman Bates de Psicosis en el camerino de Janet Leigh y grabar el espantoso grito que dio la actriz al ver tal horror. Cosa por cierto que dio mucho éxito, ya que Psicosis está considerada la película de suspense por excelencia.

El Macguffin, es otro técnica creada por el mismo, muy utilizada además en sus películas. Se trata de un elemento de suspense que hace que los personajes avancen en la trama, pero que no tiene mayor relevancia en sí. Según dijo Alfred Hitchcock sobre esta técnica, en historias de rufianes el Macguffin es un collar, y en historias de espías son documentos. Un ejemplo claro de esta técnica en sus películas, está en los 39 escalones (1935), y en Encadenados (1946).

Otro detalle importante para sus técnicas, y que es justo mencionar, es a su esposa Alma. La cual, daba el aprobado a sus guiones, los cambiaba, pensaba junto con Alfred Hitchcock la solución a problemas de última hora, era ayudante de dirección y sin embargo siempre estuvo a la sombra del genial director. Pocas veces a tenido el reconocimiento que se merece, y de hecho poca gente sabía de su existencia, siendo necesaria en todo momento porque junto a su marido, formaban un tándem perfecto, capaz de maquinar la perfecta película de intriga y suspense. Tuvo su reconocimiento con la película Hitchcock (2012) de Sacha Gervasi.

En definitiva, a nadie le cabe duda de su gran técnica y calidad cinematográfica, y si alguien tiene más tiene dudas, tan solo debe leer algunas de las frases que mencionaba frecuentemente Alfred Hitchcock para saber que era un obsesivo del detalle, y que lo que más le gustaba dirigir no eran sus películas sino al espectador:

– Dales placer, el mismo que consiguen cuando despiertan de una pesadilla.

– Imagínese a un hombre sentado en el sofá favorito de su casa. Y debajo tiene una bomba a punto de estallar, el no lo sabe pero el público sí…. eso es el suspense.

– Un buen drama es como la vida misma, pero sin las partes aburridas.

– Cuanto más elaborado sea el personaje malo, mejor será la película.

– Una película es buena, cuando el precio del cine, la cena y la cochera valieron la pena.

Otras películas del director:

La ventana indiscreta (1954) 9 estrellas

Crimen perfecto (1954) 9 estrellas

Rebeca (1940) 8 estrellas

Sospecha (1941) 8 estrellas

La sombra de una duda (1943) 8 estrellas

Extraños en un tren (1951) 8 estrellas

Yo confieso (1953) 8 estrellas

Atrapa a un ladrón (1955) 8 estrellas

– Sabotaje (la mujer solitaria) 8 estrellas. 

– El proceso Paradine (1947) 8 estrellas. 

– La muchacha de Londres (1929) 8 estrellas. 

– Enviado especial (1940) 8 estrellas. 

– Náufragos (1944) 8 estrellas. 

– Alarma en el expreso (1938) 8 estrellas. 

– El enemigo de las rubias (1937) 7 estrellas. 

– Posada Jamaica (1939) 7 estrellas. 

Recuerda (1945) 7 estrellas

Pánico en la escena (1950) 7 estrellas

Falso culpable (1956) 7 estrellas

La cortina rasgada (1966) 7 estrellas

Frenesí (1972) 7 estrellas

– Topaz (1969) 7 estrellas.

– El hombre que sabía demasiado (1934) 7 estrellas. 

– Atormentada (1949) 6 estrellas.  

– Pero… ¿Quién mató a Harry? 6 estrellas. 

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN COMO DIRECTOR 10 SOBRE 10

VALORACIÓN MEDIA DEL CINE DE RAMÓN DE SUS PELÍCULAS 8.20

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
Alfred Hitchcock, 9.7 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *