Le Mans ´66

Le Mans ´66

James Mangold, un director de lo más versátil capaz de dar forma a películas tan dispares como Lobezno inmortal o Logan, Noche y día, El tren de las 3:10 o Inocencia interrumpida entre otras, se atreve en esta ocasión a dar forma a una historia basada en hechos reales que toma como base el automovilismo y más en particular la carrera de Le Mans, esa tan conocida donde los pilotos pasan 24 horas conduciendo sus veloces coches de carrera. 

Es notable el resultado que consigue Mangold con esta cinta, que obtiene incluso la nominación al oscar en la categoría de mejor película entre otras 3 nominaciones. No es tampoco de extrañar, ya que tiene esa dosis de patriotismo que tanto gusta a los norteamericanos a la hora de querer demostrar que si quieren, pueden estar por encima del resto. En este caso con el capitalismo y la guerra entre grandes marcas de coche para desbancar con Ford a la famosísima casa de coches deportivos italiana Ferrari. 

Para ello, cuentan con la más que necesaria ayuda de Ken Miles, un mecánico y conductor británico sobre interpretado pero con mucho acierto por un incombustible Christian Bale, y Carroll Shelby, un ex piloto de coches de carreras que abandona la profesión por problemas de salud y que está magníficamente interpretado por un Matt Damon que parece ir a más en cada trabajo que realiza. Estos dos tienen la difícil tarea, aunque apoyada eso sí por un cheque en blanco, de desbancar en la famosa carrera de 24 horas de Le Mans ni más ni menos que a Ferrari, la cual suele ganar casi siempre. 

Los detalles técnicos del film, están elaborados muy al detalle. Llama de sobremanera la atención un sobresaliente trabajo de sonido mostrando los ruidos de los motores pasados de revoluciones. Aunque también la evocadora fotografía te transporta a la época en cuestión, junto con los vestuarios y decorados al más puro estilo de los años 60, con esos hermosos coches dignos de ser apreciados y disfrutados por el espectador. 

Podríamos decir por tanto, que Le Mans ´66 es una película para ser vista por toda clase de espectadores, y en especial por el público en general, ya que tiene en su interior todo lo necesario para hacer pasar un buen rato al público que decida verla, el cual disfrutará de sus más de 2 horas y media de duración que no se hacen largos en absoluto, y aprender mientras la ven de un episodio histórico digno de conocerse, y ser así conscientes de todo lo que hay detrás de cada carrera automovilística y competiciones entre grandes casas de coches, sin olvidarnos, del peligro que los pilotos corren. 

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *