Sin novedad en el frente (1930)

sin novedad en el frente

Sin novedad en el frente de Lewis Milestone, es un film bélico basado en unos jóvenes alemanes que, convencidos por su maestro, deciden alistarse para combatir en la primera guerra mundial. Dirigida con un ritmo activo y vibrante en la acción, y más tranquilo en el resto, tiene un estilo íntimo y subjetivo que exprime las maldades de la guerra y la desilusión que produce en los jóvenes que creían que en ella encontrarían el honor o la valentía, mostrando claramente un mensaje antibelicista y crítico hacia la guerra. 

La fotografía en blanco y negro, es alusiva e impactante, gracias a las acertadas imágenes eficientes y estéticamente apropiadas para el film, que están repleta de detalles idóneos. La música, es rítmica y alentadora con sonidos estimulantes al principio, y a medida que avanza el film se vuelve más triste y melancólica en un sutil y perfecto acompañamiento de la trama. Y los planos y movimientos de cámara, son rápidos y dinámicos dando dramatismo gracias al avanti, primerísimos, panorámicos, generales, travellings, grúas, primeros planos y cámara en mano, en un soberbio trabajo técnico. 

Las actuaciones, son emotivas y sinceras. Con Lew Ayres relumbrante y sensible, y notables y oportunos acompañamientos de Louis Wolheim, John Wray, Arnold Lucy, Ben Alexander, Scott Kolk y Owen Davis entre muchos otros. Empleando para estos, unos vestuarios y caracterizaciones elegantes y formales al comienzo, y sugerentes a los soldados de época en el resto del film, en una apropiada dirección artística. 

El guion, es conmovedor y sincero en su mensaje antibelicista, siendo absorbente y realista para un espectador que comprende la verosimilitud provocadora, de lo que es una guerra sin más sentido que el belicismo de unos mandatarios. Y que está argumentada de manera pesimista y desilusionada en una excelente labor. Y utiliza para llevarlo a cabo, una narrativa antigua y clásica que es sugerente y expresiva, además de estar llena de mensajes desesperanzadores. Y destacando también, unos espléndidos efectos visuales y de sonido asombrosos y sobrecogedores para la época. 

En definitiva, la considero una obra indispensable e imperecedera en el género bélico y en el séptimo arte en general, por ser sincera, emotiva y valiente en su modo de criticar la guerra y sus repercusiones sobre los soldados. Recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, sonidos, montaje, efectos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que convierten a Sin novedad en el frente, en una película perfecta para los amantes de los clásicos y del cine antibelicista en general.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 9 SOBRE 10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *