El nacimiento de una nación (2015)

El nacimiento de una nación

Histórica película de D.W. Griffith que supone el comienzo del cine moderno tal y como lo conocemos hoy día. En ella, se narra la historia de dos familias amigas. Una de ellas apoya a los confederados del sur y la otra a la unión del norte justo antes del comienzo de la guerra de secesión norteamericana. Así, según Griffith, comenzó El nacimiento de una nación, película que por cierto, fue tildada de racista en el momento de su estreno, aunque el director ya menciona al principio de la película que no teme la censura y que exige como derecho la libertad de exhibir el lado oscuro del mal para así poder iluminar el lado luminoso de la virtud. Aunque una vez la has visto, te das cuenta de la exaltación que se le hace al Ku Klux Klan, a los que deja como héroes. 

Dejando aparte el tema del racismo, la cinta es digna de elogio. En sus más de 3 horas de duración Griffith hace alarde de una técnica cinematográfica no vista hasta el momento, usando planos alternados en lugar de fijos, cámaras que se desplazan y un tipo de planos que usa distintos a lo visto hasta ese momento. Antes de este film, las películas parecían obras de teatro que eran filmadas, y no existía una historia lineal como la que aquí se manifiesta. 

En ella, muestra los hechos que D.W. Griffith consideraba más importantes de la historia de los EEUU, como por ejemplo el inició de la guerra de secesión entre los confederados y la unión del norte que tuvo como principal disputa la liberación de los esclavos negros. El asesinato de Abraham Lincoln solo unos días después de que la guerra terminara. La abolición de la esclavitud  y el posterior derecho a voto del hombre negro. Todo esto, siempre desde el punto de vista subjetivo del director, aunque sino te la tomas al pie de la letra, sirve como gran documento histórico de los comienzos de los Estados Unidos de América. 

Hoy por hoy, la película se hace algo larga de ver, ya que sus más de 3 horas de duración junto con ser cine mudo hace que no sea algo entretenido para el público en general, pero si es recomendable de ver para aquellos cinéfilos que quieran conocer obras históricas que marcaron un antes y un después en la historia del séptimo arte, por ser una pionera en varios aspectos técnicos y por servir como documental (aunque sin olvidar que queda expuesta desde el punto de vista subjetivo del director) para todos aquellos dispuestos a conocer los comienzos del cine.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *